Auge y Caída de la figura del Rey de España

rey_juan_carlos_2_hijos_0

Juan Carlos I de Borbón (Roma, Italia, 5 de enero de 1938) es el rey de España.

 Fue proclamado el 22 de noviembre de 1975, tras la muerte de Francisco Franco.
La Constitución española, ratificada por referéndum popular el 6 de diciembre de 1978 y promulgada el 27 de diciembre del mismo año, lo reconoce expresamente como rey de España y legítimo heredero de la dinastía histórica de Borbón, otorgándole la jefatura del Estado.

El papel del rey durante la Transición española y su intervención para frenar el intento de Golpe de Estado de 1981, su apoyo a la unidad europea y su contribución a la hora de estrechar relaciones diplomáticas, han sido objeto de diversos homenajes, reconocimientos, premios y galardones internacionales.

El rey ha gozado a lo largo de su reinado de un nivel de popularidad muy elevado en España y en Iberoamérica, donde llegó a ser considerado el líder mas popular en 2008.

 Su figura, considerada una garantía de orden y estabilidad, siempre gozó de un elevado apoyo popular, incluso durante la crisis económica iniciada en 2008, que provocó un profundo desencanto ciudadano hacia las instituciones del estado.

Sin embargo, esta tendencia sufrió el primer cambio drástico en abril de 2012, tras su criticada cacería llevada a cabo en Botsuana durante los peores momentos de la crisis económica. En aquel momento, el apoyo de la población, que se encontraba en el 74%, cayó hasta el 52%.
A pesar de que el porcentaje de aprobación creció lentamente y se situó en diciembre del mismo año en el 58%.

botsuana_02b_thumbnail_622x357

En 2013 este porcentaje se desplomó. En abril, por primera vez, y pese a seguir por encima del resto de instituciones políticas del estado, la mayoría de la población (un 53%) desaprobaba la forma en que el rey desempeñaba sus funciones.

Algo ha debido de ocurrir puesto que desde siempre son sabidas las historias que cuentan que el Rey se escapaba en moto de sus guardaespaldas y se le han atribuido amantes como Barbara Rey o Paloma San Basilio.
¿Ha dejado la prensa de proteger la figura del rey? Ese pacto no escrito de no filtrar informaciones que pudiera desestabilizar a la familia real y que en 2012 ha llegado a su punto álgido cuando se ha destapado a una nueva amante del Rey: Corinna, a la que podemos ver casi siempre detrás en fotos donde el monarca hace acto de presencia.

Añadido a la famosa cacería de Botsuana de la que llegamos a saber seguramente debido a que el monarca se partiera la cadera, sino quizás a día de hoy seriamos ajenos. Y el posterior perdón en televisión de una figura que nunca volvería ya a ser lo que fue. Aquel jefe de Estado que desatascaba incidentes diplomáticos y con mayor poder de negociación incluso que el Presidente del Gobierno en la mayoría de los casos.

Pero no ha sido el único que ha visto caer su popularidad en la Casa Real. No hay mas que ver los casos de Marichalar, al que se le atribuía ser consumidor ocasional de Cocaína o Urdangarín y el caso Noos que finalmente ha acabado salpicando a la Infanta Cristina, parecen anunciar el fin de la monarquía.
Sin embargo el Principe Felipe, heredero de la corona es ajeno a todas las polémicas y es el único que se salva de los escándalos.

El momento de la verdad sucederá con el fallecimiento de Juan Carlos I, donde con toda seguridad el sector republicano de la sociedad presionará para llevar a cabo un referendum para preguntar a la población sobre el sistema que queremos para nuestro jefe de Estado. Un 50,4% se pronunciaban a favor en 2012 de celebrar el referendum.

Las ventajas que nos aporta una monarquía es la de no tener que celebrar elecciones cada 4 años, con el consiguiente coste para las arcas del Estado y que no tiene la misma influencia alguien con una agenda y relaciones con paises de años, que un presidente de la República que llegue nuevo cada 4 años teniendo que establecer nuevos contactos, pero si queremos un sistema democrático debemos darle la opción a la gente a elegir a quien le va a representar y que no sea algo impuesto.
En mi opinión el sistema perfecto seria una República al estilo americano, con una sola figura visible, el presidente, que sea a la vez jefe de Gobierno y de Estado, controlado por el Congreso.

 

Anuncios

Acerca de alejandrocastilla

Activista Politico, Afiliado a UPyD, Inconformista, devorador de periodicos, apasionado de la actualidad y del cine.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Auge y Caída de la figura del Rey de España

  1. Asustadizo dijo:

    Yo como visionario y si de Mí fuese yo podria llevar a España a un mejor Grado de Bienestar PERO no fuy afortunado… si Por mi Fuese pondria una Republica, Liberal y Humanista…. Ventajas 1º el Gobierno dejaria tener PODERES pasandolos al Pueblo el Gobierno SOLO valdria para Asuntos de: “Justicia, Libertad y Sanidad” el Resto de Poderes seria solo para los Españoles. Las Empresas Españolas no pueden salír de España y se Fabricaran los productos solo en España Eliminando el Made In China. Solo se Exportara NO se Importara los Productos necesarios que no se pueda Fabricar en España. el Hombre estara por ENCIMA del Dinero y no al reves con Igualdad de Salarios y los Mercados estaran por DEBAJO del Sueldo Español. en la Politica de Exterior intentar Unificarnos con Portugal imitando al de Reino Unido de esta Forma seriamos la 6º Potencia Mundial y sobre TODO el HISPONAHABLANTE se IGUALARA al INGLES siendo el 2º Idioma OFICIAL de todo el Planeta…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s